BIENVENIDOS A CEMPRE.

Escríbanos:

San Pascual 23,
Las Condes, Santiago, Chile.

LEY REP ya cuenta con reglamento para Envases y Embalajes

LEY REP ya cuenta con reglamento para Envases y Embalajes

  • El decreto que establece las metas de recolección y valorización, que pone en marcha la ley de reciclaje para los envases y embalajes. Esto permitirá al país pasar del actual 12,5% de reciclaje de envases y embalajes domiciliarios a un 60%.

Con la publicación, en Marzo, en el Diario Oficial del decreto que establece las metas de recolección y valorización se pone en marcha la ley del reciclaje para los envases y embalajes de todos los productos masivos que consumimos en el país, estableciendo ambiciosos objetivos, entre ellos llevará el “camión del reciclaje” a todo Chile.

La ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, mostró su satisfacción por este logro y señaló que “el decreto de envases y embalajes de la ley de reciclaje nos permitirá cambiar la forma en que reciclamos en Chile, permitiéndon

os aumentar con fuerza las tasas de recolección y valorización de millones de envases plásticos, de vidrio, metales, cartón para líquidos y papeles y cartones. Establecimos que las empresas deberán implementar un sistema de recolección puerta a puerta, es decir, pasará el camión del reciclaje lo que nos permitirá masificar y democratizar este servicio”.

El reglamento pone exigencias para las empresas que generan productos envasados para que se hagan cargo de la recolección y reciclaje de los mismos, todo esto dentro de un sistema organizado de gestión y que pone metas específicas por cada material utilizado.

Las metas permitirán al país pasar del actual 12,5% de reciclaje de envases y embalajes domiciliarios a un 60% de estos elementos en el mediano plazo, equivalente a los países desarrollados. El decreto establece metas específicas para cada material: Cartón para líquidos (60%), metal (55%), papel y cartón (70%), plásticos (45%) y vidrio (65%).

Para Macarena Maturana, Directora de CEMPRE CHILE, “esto es el fruto de un arduo y profundo trabajo que nos ha permitido, como país, contar con una Ley de clase mundial que permitirá redefinir nuestro accionar frente a los residuos y demuestra un real preocupación de Chile por avanzar hacia una economía circular, con metas muy exigentes y concretas”.

Para alcanzar estas exigentes metas, el decreto establece un esquema definitivo de recolección domiciliaria para los envases de vidrio, plástico o cartón para bebidas, es decir, un “camión del reciclaje” que irá, puerta a puerta, a buscar estos envases.

En nuestro país cada persona genera cerca de 1,3 kilos de basura al día, pero se recicla una fracción muy pequeña. Con este decreto se da  inicio a una nueva forma de reciclar donde ya no es solo la ciudadanía la que tiene que ir a los puntos limpios, sino que las empresas deberán organizar y financiar sistemas de gestión y recolección del reciclaje de los envases y embalajes que generan directamente a nuestros hogares.

El nuevo reglamento también define las multas que arriesgan quienes no cumplan la normativa, las que se puede elevar hasta las 10.000 UTA, es decir, casi $ 6.200 millones de pesos.

Otro elemento importante es que los municipios deberán elaborar ordenanzas para que los vecinos que cuenten con el servicio del “camión del reciclaje” separen correctamente sus envases. Si no lo hacen, se expondrán a multas y, además, el camión del reciclaje no se llevará los envases mal clasificados o que no estén en las condiciones óptimas.

En el primer año de aplicación de las metas (2023), se establece que el 10% de las viviendas del país tendrán el retiro en su hogar de productos reciclables, sin embargo, se irá avanzando gradualmente hasta alcanzar a una cobertura del 80

% de los hogares de Chile para el año 12 (2034). Es decir, prácticamente la totalidad de las zonas urbanas del país tendrán recolección en su puerta de los envases reciclables.

También se establece la obligación de instalar puntos limpios o centros de acopio que garanticen el acceso a estas instalaciones en el 75% de las comunas de Chile e incorporar a los recicladores de base en al menos el 50% de ellos.